Sede BucaramangaCalle 37 No. 13 - 32 Bucaramanga

foto principal de Carreras técnicas y tecnológicas aumentan la competitividad

Carreras técnicas y tecnológicas aumentan la competitividad

Muchos bachilleres no tienen clara la decisión que tomarán a la hora de continuar sus estudios. Algunos no identifican las diferencias y beneficios entre las carreras técnicas, tecnológicas y profesionales.

El futuro laboral depende de las elecciones que se hagan durante el tiempo de formación, por ende es importante contemplar las opciones viables para adquirir conocimientos en un área específica. 

Antes de hacer una elección es necesario analizar destrezas, aptitudes y habilidades, a fin de considerar las mejores alternativas. De una buena decisión dependerá un empleo ventajoso y provechoso a futuro. 

Las personas que deciden por lo técnico o tecnológico, no siempre son aquellas de bajos recursos económicos, hay quienes complementan sus intereses y metas a través de una enseñanza más práctica enfocada en resolver problemas puntuales. 

Otros consideran estas opciones como una forma de ahorrar tiempo e incrementar sus ingresos. 

Lo anterior, teniendo en cuenta que los técnicos y tecnólogos entran más rápido al mercado laboral, permitiéndoles obtener dinero de manera más rápida, sin esperar cinco o seis años que dura una profesional y además deben esperar algún tiempo adicional para lograr un empleo. 

En el caso de algunos profesionales que cuentan con especialización, maestría o doctorado, algunas empresas asumen que están muy cualificadas o suponen un sueldo mayor, por lo que recurren a los niveles técnicos o tecnológicos para ocupar dichas plazas laborales. 

Aunque los estudios profesionales son muy importantes en el ámbito académico, los técnicos y tecnológicos también tienen un gran valor en el actual mercado laboral.

El desarrollo humano y la educación para el trabajo son factores en común que tienen estos tres tipos de carreras. 

Los tratados de libre comercio y la problemática y necesidades de la industria solicitan a personas que cuenten con conceptos técnicos y tecnológicos para reconstruir nuevos procesos e impartir diseños creativos en materia. 

Desde este punto, los técnicos y tecnólogos tienen la posibilidad de recuperar la inversión educativa en más corto tiempo. 

La mecánica, las telecomunicaciones y la salud ocupacional, entre otras áreas, son demandadas por el sector industrial, que abre las puertas en la Región Caribe, el país y el exterior.

Participe y comente esta publicación